reforestación portada

 

¿Te acuerdas del proyecto de reforestación que presentamos el pasado diciembre? Pues bien, todo parece indicar que progresa viento en popa. Gracias a que plantamos pronto en otoño, a un poquito de ayuda con riegos manuales y a que el clima ha sido favorable durante el invierno e inicio de la primavera, todas las plantas parecen adaptarse  bien a su nuevo hogar.  Las olivillas (Phyllirea angustifolia), escobas blancas (Cytisus multiflorus) y ruscos (Ruscus aculeatus) están sacando brotes nuevos. Los Aladiernos (Rhamnus alaternus) se están tomando su tiempo, pero ¡los cantuesos incluso han florecido!  Todo esto son buenas señales. Recuerda que habrá que tener paciencia, ya que son especies de crecimiento lento y hasta el segundo o tercer año no tendremos resultados realmente visibles. Mientras tanto, por favor respeta la plantación y contribuye a que siga limpia y cuidada. Muchísimas gracias por tu colaboración.¿Te acuerdas del proyecto de reforestación que presentamos el pasado diciembre? Pues bien, todo parece indicar que progresa viento en popa. Gracias a que plantamos pronto en otoño, a un poquito de ayuda con riegos manuales y a que el clima ha sido favorable durante el invierno e inicio de la primavera, todas las plantas parecen adaptarse  bien a su nuevo hogar.  Las olivillas (Phyllirea angustifolia), escobas blancas (Cytisus multiflorus) y ruscos (Ruscus aculeatus) están sacando brotes nuevos. Los Aladiernos (Rhamnus alaternus) se están tomando su tiempo, pero ¡los cantuesos incluso han florecido!  Todo esto son buenas señales. Recuerda que habrá que tener paciencia, ya que son especies de crecimiento lento y hasta el segundo o tercer año no tendremos resultados realmente visibles. Mientras tanto, por favor respeta la plantación y contribuye a que siga limpia y cuidada. Muchísimas gracias por tu colaboración.
Recordemos que el bosque mediterráneo autóctono es una de las maravillas que destaca en Extremadura. Cuando está bien conservado, las encinas y alcornoques van acompañados de especies arbustivas como el cantueso (Lavandula stoechas), la escoba blanca (Cytisus multiflorus), la olivilla (Phyllirea angustifolia) el aladierno (Rhamnus alaternus) el rusco (Ruscus aculeatus y el mirto (Mirtus communis). Estas especies son importantes por infinidad de razones. Para empezar, su belleza. O porque con su floración y sus pequeñas bayas atraen a infinidad de insectos y pajarillos, contribuyendo a un espectacular aumento de la biodiversidad. Además, sombrean y protegen del ganado a las encinas y los alcornoques juveniles, permitiendo que el bosque se renueve cuando los árboles viejos y grandes van muriendo. Es bien sabido que el calentamiento global amenaza con transformar las dehesas extremeñas en una estepa. Conservar su sotobosque contribuirá a frenar este deterioro para que las generaciones futuras puedan heredar nuestra magnífica riqueza natural.